jueves, 22 de octubre de 2020

LA BRUMA VERDE - Gonzalo Giner

 


   "La bruma verde" de Gonzalo Giner fue la novela ganadora del Premio Fernando Lara 2020, he tenido buenas experiencias con lecturas galardonadas con este premio pero además, no había leído todavía a este autor que recibe siempre muy buenas críticas de sus libros. Todo esto, unido a que la novela está ambientada en África, han sido los motivos para embarcarme en esta lectura y hoy os traigo mis impresiones finales sobre ella.

OPINIÓN PERSONAL
   Una aldea perdida en las profundidades de la selva de el Congo es arrasada por completo y asesinados todos sus habitantes menos la joven Bineka que ante el horror de lo sucedido, ve como el hombre al mando del grupo que ha destruido su aldea le perdona la vida y se la lleva apresada. Un accidente fortuito le da la posibilidad a Bineka de huir a lo más profundo de la selva, acabando formando parte de un clan de chimpancés con los que convivirá en equilibrio precario entre la protección y la muerte.
   Al mismo tiempo, Beatriz Arriondas, una española que trabaja de cooperante medioambiental en el Congo desaparece sin dejar rastro, lo más probable es que haya sido secuestrada. Su amiga de toda la vida Lola Freixido, lo deja todo y viaja al Congo tras la pista de Beatriz.
   Los caminos de Bineka y Lola acaban cruzándose y se verán envueltas en una trama peligrosa a la que ninguna de las dos ha sido invitada y en la que sus vidas penderán de un hilo.
   Ecologismo, aventuras y amor en una novela apasionante y emocionante.

   Dicen que África envenena la sangre del que la visita y hace que la ames y te quedes para siempre o intentes volver una y otra vez. Yo, siempre he sentido una fascinación especial en la lectura de las novelas que se ambientan allí, los lugares, sus habitantes, incluso los nombres, me traen ecos de tambores, me inspiran misterio y magia antigua, incluso algo de temor a lo desconocido y peligroso. En esta novela, Gonzalo Giner nos introduce, con una prosa cuidada y cargada de matices en una trama de ritmo vertiginoso, con mucha acción pero en la que la protagonista real es la selva del Congo. Cuando hablamos del pulmón verde de nuestro planeta siempre pensamos en la Amazonía y nos olvidamos que la selva del Congo es el segundo bosque tropical más grande del mundo, abarcando 700.000 km² en seis países y también se está esquilmando de manera indiscriminada. El autor, a través de una trama y varias subtramas de suspense interrelacionadas nos descubre las injusticias, la brutalidad y un mundo sin escrúpulos que está destruyendo África poco a poco.
   Narrada en tercera persona, vamos pasando de una trama a otra, cambiando de lugar y de personajes constantemente. Lo cierto es que aunque las descripciones y reflexiones tienen un papel importante, la acción predomina, principalmente en la segunda mitad del libro, esto hace que las páginas vuelen en las manos de cualquier lector. En la novela, además del alegato ecologista, vamos a encontrar mucho más. Los chimpancés y su forma de relacionarse dentro de un clan, las diferencias entre las mentalidades de mujeres occidentales y africanas, las labores humanitarias de los dedicados a la medicina allí, incluso el amor tiene una parte fundamental en la historia. 
   Aunque también viajaremos a Inglaterra, Estados Unidos y España, la novela está ambientada principalmente en el Congo y me ha gustado muchísimo que el autor, no solo nos presente un país bello, salvaje y atrayente, Giner también nos muestra sin tapujos un lugar en el que la corrupción campa a sus anchas, sí, los occidentales tenemos mucha culpa de lo que que ocurre allí, pero los gobernantes africanos son tan responsables o más que nosotros. Furtivismo, concesión de explotaciones mineras sin ningún control, venta de hectáreas y hectáreas de selva para su desforestación inmediata, he quedado sobrecogida. Me he emocionado en varias ocasiones durante el transcurso de la lectura y reconozco que también he llorado a lágrima viva en determinada parte y eso, los que me conocéis, sabéis que no es habitual en mí. La historia es ficción pero es tan real todo que sabes que lo que nos cuenta el autor está pasando de verdad y eso no puede dejar de estrujarnos el corazón seamos más o menos sensibles. Hay mucha belleza en la novela pero también mucho dolor.
   Los personajes me han encantado, Bineka, Lola, Colin, Maxime, incluso la desaparecida Beatriz y otros muchos secundarios que aparecen durante la lectura, todos son brillantes, con su bondad o su maldad atrapan al lector y muchos de ellos se hacen inolvidables. No voy a hablar más de ellos, creo que descubrirlos poco a poco durante la lectura es lo apropiado.

   Antes de terminar, quiero comentaros dos cosas que he descubierto en esta novela que diría que han sido las que más impresionada me han dejado aunque por dos motivos muy diferentes:
   Como comentaba antes, los gobiernos venden grandes porciones de selva para su desforestación inmediata. Primero, creo que yo nunca me lo había preguntado, ¿qué ocurre con la población que vive en las aldeas aisladas y dispersas que se encuentran en estas zonas? Pues muy sencillo y absolutamente terrible, son arrasadas por completo, tanto el lugar en sí mismo como a sus habitantes que lo más común es que acaben todos muertos. En segundo lugar, ¿para qué se desforestan rápidamente estas zonas? De la madera talada se saca beneficio claro, pero el fin último es cosechar palma y soja, incluso se sacan tres cosechas en un año, imaginaos los beneficios, pero no es eso lo que me ha dejado estupefacta, lo que lo ha hecho es que ese afán de plantar soja viene determinado por un aumento espectacular de la demanda ya que hay cada vez más vegetarianos y veganos en el mundo. No voy a juzgar nada pero creo que les conviene saber que se está destruyendo el ecosistema de la la selva del Congo y matando a personas y animales por el consumo de esa soja. 

CONCLUSIÓN
     "La bruma verde" de Gonzalo Giner es una novela en la que dos mujeres, Lola y Bineka, unirán sus caminos en una historia preciosa, narrada de forma exquisita, con mucha acción y ritmo de thriller que ha removido mi conciencia y ha hecho aflorar mis sentimientos. Me ha gustado muchísimo y sin duda os la recomiendo.  

Valoración:

23 comentarios:

  1. Bravo Inés, ¡qué gran reseña la de hoy! Me ha gustado muchímo cómo te has implicado en el tema africano. Sin duda la literatura no sólamente entretiene, también es un cauce de información. La novela que nos traes hoy lo demuestra. Espero que tenga la difusión que merece. Me lo llevo, por supuesto.
    Un abrazo y enhorabuena nuevamente!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Inés, pues la verdad es que tienes toda la razón al decir que siempre pensamos que el pulmón del mundo es la Amazonia y nos olvidamos de la selva congoniana. Lo que me ha dejado flipada es lo que has contado sobre el cultivo de la soja. Seguro que si los vegetarianos y veganos estuvieran informado de eso se plantearían muchas cosas y no por ser ellos culpables, como tú dices, sino por su conciencia ecológica.
    En fin... Muy buena reseña.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Inés. Me compré el libro y lo leeré pronto. También atraída por el tema de África y por no haber leído todavía a este escritor. Y creo que la denuncia que encierra la novela merece difundirla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Inés, de este autor leí hace años La cuarta Alianza y luego no he vuelto a leer nada más y este que traes resulta muy interesante. No sabia nada de la deforestación del Congo, aunque si había visto en una exposición las consecuencias para África y su fauna de la tala indiscriminada de árboles para plantar Palma y obtener su aceite que se utiliza para un montón de productos que consumimos a diario, desde dentífrico hasta galletas, pan, etc. Una estupenda reseña. Me llevo el libro bien apuntado. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    no he leído nada del autor y esta novela, en principio no me llamaba la atención pero luego leo tu reseña y me entran muchas ganas de leerla. La tendré en cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ayyyyy Ines del alma mía, que reseñón que has hecho, sin palabras y emocionada perdida me has dejado. Y es que a mi estos temas me calan muy, muy hondo. Que nos estamos cargando el planeta a pasos agigantados, a veces, por ignorancia. Nos venden la moto y la compramos sin pedir precio, y ya lo estamos pagando. Nos hemos cargado el equilibrio medioambiental, y si aun no, no queda mucho, pero...¿que es el equilibrio medioambiental frente a mi bienestar económico, físico, mental, y material? pues todo, porque todo va unido. Pero ¡que pocos parecen darse cuenta, redeu! Además que el sistema en el que estamos inmerso no ayuda nada a que se restablezca el equilibrio natural. Venga, lo dejo ya, un abrazo, mi enhorabuena por la reseña de nuevo, y permite que lo comparta, por qué me ha gustado muchísimo. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Inés. Yo tampoco he leído nada de éste autor,pero ésta va a ser mi próxima lectura. Me gustado mucho tu reseña. Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. No creo que tarde en reencontrarme con este autor con el que tanto disfruté en el pasado. Estoy segura que me gustará tanto como a ti. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola. Para que hayas llorado con algunos pasajes tiene que ser de los que llega y algo especial que tiene que tener.
    El tema ecológico no es de mis favoritos. Me lo tengo que pensar.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Me alegro que haya sido una historia de la que has disfrutado. Personalmente no es una. lectura que me llame especialmente la atención, así que en esta ocasión prefiero dejarlo pasar.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  11. Veo muchas reseñas con muy buenas opiniones de este libro por muchos blogs. Lo tengo apuntado con ciertas reservas por ese toque de aventura que no me termina de convencer.
    Por lo demás el tema de África y los desmanes que allí se cometen me atraen mucho, pero creo que prefiero otro tipo de historia. Decía Ryszard Kapuściński en su maravillosos libro "Ébano" que cuando los países se liberaron de los occidentales, sus gobernantes copiaron la forma de actuar de estos y se dedicaron a los mismos actos de pillaje y corrupción que habían aprendido. Menudo futuro más negro tiene ese continente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Un libro qeu voy a tener que leer, sin duda. Una reseña maravillosa.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Este libro me lo tengo que leer. Aunque no sé si lo dirá el novelista, la principal demanda de soja es de los que no son vegetarianos pues es el principal alimento del ganado: hasta el 70% de la soja cultivada para la alimentación mundial de ganado. La aliementación del ganado es una de las principales causas de la deforestación.
    Un beso y gracias por compartir tu opinión :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues verás, además de leer el libro he investigado y lo que dices es cierto y es lo que esgrimen veganos y vegetarianos para limpiar sus conciencias. Pero, está demostrado, que un alto porcentaje de esa soja se dedica a la elaboración de alimentos dedicados a veganos y vegetarianos así es que me sigue impresionando igual el asunto, contradictorio a más no poder.

      Eliminar
  14. Pues he leido reseñas y comentarios muy positivos sobre esta novela de Giner. Así que tendré que empezar a tomarla en serio. Besos

    ResponderEliminar
  15. Me alegra ver que te ha gustado y sobre todo que te haya removido sentimientos, que es de lo que se trata. Besos

    ResponderEliminar
  16. Paso de puntillas porque lo empezaré esta semana, así que volveré cuando acabe para comparar impresiones o directamente ya las comentaremos :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Conozco al autor de anteriores novelas y tengo claro que disfrutaré con este título, al igual que tu lo has hecho. Te leo por encima porque será una de mis próximas lecturas, aunque me quedo con tus impresiones finales. Besos

    ResponderEliminar
  18. He leído solo uno de sus libros (y me encantó). Con este tenía mis dudas, pero me has convencido por completo. ¡Ganas! Un besazo.

    ResponderEliminar
  19. Qué reseña más bonita, Inés!!! A mí también se me ha encogido el corazón y he llorado en varios momentos con esta historia. Es tremendo y a la vez está contado con tanto mimo que es imposible no afectarte.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Lo voy a leer en breve así que no me he detenido demasiado. Pero lo de la deforestación -y lo de la soja- me ha dado que pensar.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Este libro no es para mi, lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y ya sabéis, esto sólo es mi opinión como lectora.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...