jueves, 10 de enero de 2019

EN LA TORMENTA - Flynn Berry


EN LA TORMENTA 
Autor: Flynn Berry
Editorial: PRINCIPAL Noir
Traducción: Luz Achával Barral
Formato: Tapa blanda
Páginas: 260
Precio: 17,90 €

   Un día fui de compras y me encapriché de dos libros, ni me fijé que ambos eran de la misma editorial que era totalmente desconocida para mí en ese momento. El resultado ha sido muy diferente. "Los niños desaparecidos" de Patricia Gibney me gustó mucho y estoy deseando que publiquen el siguiente de esta saga policíaca, sin embargo "En la tormenta" de Flynn Berry no me ha gustado tanto y hoy os cuento el porqué.

OPINIÓN PERSONAL
   Nora es ayudante de una paisajista, trabaja y vive en Londres y muchos fines de semana coge el tren y va a visitar a su hermana Rachel a Marlow, un pueblo en la campiña británica al oeste de Londres.
   Un viernes como otro cualquiera Nora toma el tren y al llegar a casa de su hermana se la encuentra asesinada brutalmente.
   Ahí arranca una investigación policial pero también comienza la obsesión de la propia Nora por atrapar al culpable de la muerte de su hermana. Una búsqueda incansable en la que Nora pondrá en peligro su propia vida, en la que la verdad y la mentira se confunden, para Nora y para el lector.

   La premisa de la novela, aunque no muy novedosa en principio, me parecía atractiva y es cierto que el libro me atrapó desde el comienzo. Pero en conjunto he encontrado demasiadas cosas que no me han gustado para poder considerarla una lectura satisfactoria.
   La narración que en un principio parece cómoda en ocasiones se vuelve confusa, frases entrecortadas, situaciones segadas de pronto, informaciones que se dan por ciertas cuando el lector no tiene ni idea de que eso haya sucedido en un momento dado, despiste total (para el lector) en situar al personaje en uno u otro sitio, flashbacks como tirados al azar durante la novela, todo me ha parecido inconexo y esto ha hecho que la lectura me resultara muy lenta.
   Una vez leída toda la novela mi sensación fue de que le faltaban al menos doscientas páginas más para haber desarrollado de manera coherente todo los que nos cuenta que repito, en conjunto como trama me parece bastante bueno pero el desarrollo es errático y lo que podría considerarse imprevisible en realidad resulta demasiado anárquico para no resultar una lectura farragosa. Otro punto en contra ha sido que el insistir en algo, en apariencia irrelevante, una y otra vez acaba por poner al lector sobre aviso e intuyendo el final como ha sido en mi caso.
   La voz narradora en primera persona corre a cargo de Nora. Siempre que una novela está narrada con la voz del protagonista en una novela de misterio crea ciertas dudas en el lector, no sabes si te estará contando toda la verdad, si te dice todo lo que sabe o si estará mostrando sus verdaderos sentimientos al lector. Nora en principio parece de fiar, una mujer sensata que actuará de manera consecuente, el problema viene cuando esa Nora se transforma poco menos que en una loca y no lo digo por que se obsesione en encontrar al asesino de su hermana, es que hace cosas de alguien que no está en sus cabales así de repente, luego vuelve a su ser como si tal cosa, a mí me parecía un personaje exasperante que me llevaba al cabreo de continuo. Ya no es que se empatice más o menos con ella, simplemente es que me resultaba irritante y deseaba perderla cuanto antes de vista.
   El la ambientación, a parte de la desubicación continua que he comentado anteriormente, creo que la autora ha desaprovechado por completo las posibilidades que le brindaba que el asesinato se cometiera en una comunidad rural pequeña en la que todos se conocen, no hay sensación de sospechas y recelos, no hay oscuridad ni la inquietud que suele proporcionar un lugar así como escenario de una trama de misterio.
   En cuanto a los personajes pues ya os he contado lo que opino de Nora, lo que sí ha conseguido la autora es dotar de vida a la hermana asesinada, Rachel y mostrarnos un fuerte vínculo desde la infancia entre ambas. El resto de personajes me han parecido adornos necesarios para el desarrollo de la historia pero poco caracterizados.

 CONCLUSIÓN
   "En la tormenta" de Flynn Berry parte de una buena premisa, un asesinato en una pequeña comunidad rural de la campiña inglesa pero el desarrollo caótico de la trama y un personaje estrella que no me ha gustado nada han hecho que no me haya quedado satisfecha en absoluto con esta lectura. De todos modos, la novela ha tenido un gran éxito e incluso recibió el prestigioso premio Edgar Award a la mejor novela debut en 2017, así es que mirad más opiniones y decidid aunque yo no lo recomiendo.

   No me cabrea gastarme dinero en un libro y quedarme insatisfecha, mucho menos cuando ha sido todo responsabilidad mía, sin basarme en ninguna opinión que hubiera visto. Lo que sí me está empezando a molestar es ese afán comparativo de un autor con otro ya reconocido, creo que se crean una expectativas en el lector que a la postre no hacen más que perjudicar al libro y al autor comparado.
   

Frase en la contraportada de la novela

   -Yo he leído a Ferrante y para que quede claro: nada que ver con Flynn Berry.
   -Yo he visto la serie policíaca Broadchurch y justo es uno de los puntos que me falla en la novela de Flynn Berry, le falta la ambientación oscura y opresiva que sí tiene la serie Broadchurch, el único punto en común es asesinato en una comunidad rural, el resto nada que se acerque.
    


martes, 8 de enero de 2019

EL ALFABETO DEL CRIMEN - Sue Grafton

  Estas Navidades la verdad es que no he leído mucho, una pequeña intervención quirúrgica que me ha dado la lata (y aún sigue dándomela) más de lo esperado y vida en familia más que nada han sido mis ocupaciones, como mis hijos estudian fuera pues tenerlos en casa es gratificante (a parte de que me dan más trabajo y tengo menos tiempo para mis cosas claro, pero esto que quede entre nosotros no se me vayan a enfadar). Una de las cosas que he hecho es ver la serie de televisión LA CASA DE PAPEL, una pasada de serie que aprovecho para recomendaros. Otra de las cosas que he hecho ha sido leer el último volumen de EL ALFABETO DEL CRIMEN de Sue Grafton, es una serie policíaca compuesta por 25 volúmenes que empecé a leer en 1990 y he ido leyéndolos a medida que se publicaban, así es que imaginad, llevo 28 años siguiendo las peripecias de Kinsey Millhone a la que he acabado considerando una buena amiga.





  Como curiosidad os diré que Sue Grafton comenzó a escribir esta serie de novelas como terapia liberadora ante la rabia y la frustración que le provocó uno de sus divorcios, no sé si le sirvió o no a sus propósitos pero lo que está claro es que el éxito que obtuvo con ella le haría olvidar más rápido a su exmarido, seguro. Por desgracia, la serie ha quedado inconclusa, Sue Grafton falleció en 2017 y le quedó por escribir "Z is for Zero", el último volumen de la serie que ya tenía trama y título previsto. Los herederos de la autora confirmaron que este título no será escrito por otro autor como ha ocurrido en otros casos, Sue no quería y se va a respetar su voluntad. 
   Son novelas ágiles, escritas con una prosa sencilla y mucho diálogo, de esas que se leen del tirón porque atrapan desde el principio. En muchos de ellos tenemos presente/pasado como hilos temporales. El narrador es omnisciente excepto en las partes en que Kinsey, la policía protagonista, está presente que están narradas en primera persona.
   Las novelas se desarrollan en la década de los 80 en una población ficticia de California llamada Santa Teresa (basada en la ciudad californiana de Santa Bárbara).
   En la primera novela conoceremos a Kinsey Millhone en 1982 con 32 años de edad. Divorciada dos veces, expolicía y ahora detective privado. En esta época las investigaciones eran laboriosas, entrevistas con diferentes personas relacionadas con la investigación, peticiones a diferentes registros para conseguir datos, horas en la biblioteca municipal buscando en periódicos antiguos...y como último recurso, echar mano a alguno de sus amigos policías para que le encuentre alguna información que a ella le ha sido imposible conseguir. Su manojo de fichas de cartón en las que ha ido apuntando cosas es imprescindible, suele repasarlas de diferentes formas (por fechas, por personas, por objetos, etc) y al final siempre encuentra algo que se le había pasado por alto en un principio. Sus suéters de cuello vuelto, su Volkswaguen Escarabajo, sus carreras al amanecer, sus sándwiches de mantequilla de cacahuete con pepinillos y su copa de chardonnay son una constante en su día a día. Durante la serie conoceremos a su casero, a sus amigos y su familia, a algún que otro ligue y a una mujer, Kinsey, divertida, inteligente, intuitiva y muy real, como comentaba antes, en estos años se ha convertido en mi amiga y eso que me cabrea que durante nuestro idilio lector yo haya envejecido 28 años y ella solo 7, no es nada justo pero no le guardo rencor, no es culpa suya.
   Este post no es una reseña, ni siquiera una recomendación, simplemente necesitaba hablaros de Kinsey, despedirme y tal vez animar a algún lector a enamorarse de ella como lo hice yo. Me compraré un volumen independiente de la serie titulado "Kinsey y yo" publicado en 2014, son notas y reflexiones de la autora más nueve relatos policíacos con una versión más joven de Kinsey Millhone, así cuando me ponga nostálgica aún podré quedar con ella y divertirme un poco más.
   Para finalizar, deciros que yo tengo la colección en edición de Círculo de lectores (menos la U que me lo regalaron y siempre me ha apenado no haberlo pedido a Círculo de todos modos). Todos me han gustado, es cierto que unos más que otros, pero absolutamente todos han sido lecturas satisfactorias que me han hecho disfrutar muchísimo.

EL ALFABETO DEL CRIMEN


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...