martes, 5 de abril de 2016

LA BRIGADA DE ANNE CAPESTAN




                                    FICHA TÉCNICA
                                          
                         Título: "La brigada de Ane Capestan"
                          Autor: Sophie Hénaff
                          Editorial:  Alfaguara
                          Páginas: 300
                          Formato: Tapa blanda
                          Precio: 18,90€
                          ISBN: 9788420419466
                          Traducción:María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego






AUTOR:

      Sophie Hénaff es una figura emblemática de la revista Cosmpolitan en Francia, donde tiene una columna de humor llamada «La Cosmoliste». Desarrolló parte de su carrera como humorista en el café-teatro L'Accessoire, en Lyon, antes de abrir junto a una amiga Le Coincoinche, un bar para juegos de mesa. Tras esta aventura decidió dedicarse al periodismo. "La brigada de Anne Capestan", galardonada con el Premio Polar en Séries 2015 y el Premio Arsène Lupin de Literatura Policíaca, es su primera novela, que está siendo traducida a varios idiomas.


SINOPSIS:

    Anne Capestan es una policía joven y apasionada. Ha sido una estrella, pero se encuentra alejada de su cargo tras haber disparado a un hombre durante una investigación cuyos detalles no han quedado claros. Cuando acude nuevamente a la sede de la Policía Judicial parisina para la decisión final sobre su carrera, su jefe le comunica que la ha puesto al frente de una brigada especial. Pronto sabrá quiénes componen esta brigada sin nombre, sin coche y sin armas: un borracho, una escritora escandalosa -y su perro-, un informático despistado y un gafe... Dos casos aparentemente anodinos y nunca resueltos les esperan: una mujer estrangulada en su sofá y un jubilado al que han disparado en el río.


OPINIÓN:

   Mi amiga M. Carmen quería regalarme un libro. Así es que buscó policíaca y supernovedad , segura de que acertaría con el género y rezando para que yo no me lo hubiera comprado ya. Y os tengo que decir que ha acertado de pleno porque me lo he pasado estupendamente con "La brigada de Anne Capestan" de Sophie Hénaff.

   Anne Capestan, comisaria de policía de 37 años, después de una carrera de ascensos fulgurantes que la han hecho convertirse en una estrella de la policía francesa, metió la pata, mató a un sospechoso en circunstancias poco claras y aunque el veredicto fue defensa propia, lleva 6 meses apartada del servicio.
   En pleno mes de agosto, algo que ya hace ponerse suspicaz a Capestan, su jefe y mentor Buron, la requiere en su despacho de la sede de la policía francesa en el 36 del muelle de Les Orfèvres. Se encuentra con la sorpresa de que no solo no la echan de la policía, la ponen al mando de una nueva brigada, una muy "especial".
   Caspentan pregunta qué es, quiénes la formarán  y a qué se va a dedicar exactamente su brigada. Y Buron le contesta esto: "estamos haciendo limpieza en la policía para pulimentar las estadísticas. A los borrachos, los tarados, los depres, los vagos y otros cuantos, a todos los que son un estorbo para el cuerpo y no los podemos echar, los vamos a juntar en una brigada para luego dejarla olvidada en un rincón. Y estará a su mando a partir de septiembre"
   Y a primeros de septiembre, Capestan se presenta en la oficinas adjudicadas a su nueva brigada en un piso destartalado en la rue des Inocents, nada de la sede central en el 36. Muebles retirados de otras oficinas, chatarra en material, un montón de cajas con casos sin resolver y ningún compañero. Pero Anne es optimista, el piso por lo menos es luminoso y los compañeros....ya vendrán.
   Y empiezan a llegar. Torrez, alias "Malfario", todos sus compañeros acaba en el hospital, y eso si tienen suerte; todo el mundo le huye. Lebreton, justo el agente de asuntos internos que llevó el caso de Capestan y con el que tuvo muchos problemas. Eva Rosière, sí, es capitán de policía, pero también ha escrito libros de novela policíaca y ahora es guionista de una exitosa serie de televisión basada en el personaje estrella de sus novelas.
   El personal se supone que son 40 policías, pero a los pocos días la plantilla queda fijada en 10 miembros, contando al perro de Rosière. Un alcohólico, un loco del volante, una ludópata, un sonado supuestamente experto en informática y un chivato redondearán la brigada de Anne Capestan.
   Comienzan a ojear las cajas de casos sin resolver y se decantan por dos casos de asesinato. Uno de un marino, ocurrido hace 20 años y el otro, de una anciana estrangulada hace 7 años.
   Y con este panorama, pocos medios y muchas ganas empiezan a hurgar en estos dos casos para intentar resolverlos.

   Sophie Hénaff con un estilo desenfadado y un lenguaje sencillo y coloquial, nos adentra en un universo lleno de buen humor, sin descuidar las investigaciones policiales tratadas con un agudo sentido del detalle. Bajo una aparente ligereza, cargada de ingenio en los diálogos e incluso en las reflexiones de los protagonistas, nos presenta una novela refrescante y original, pero mucho más compleja en personajes y trama de lo que podría parecer.

   Con un narrador omnisciente y capítulos cortos que invitan a continuar leyendo, iremos conociendo los diferentes puntos de vista de las investigaciones, pero también el estado anímico y el motivo por el que cada uno de los personajes que componen "La brigada de Anne Capestan" han terminado allí arrinconado e intentando encontrar asesinos que sus colegas hace años no consiguieron descubrir.

   Los personajes están muy bien dibujados y sobre todo es muy atrayente el colorido que encontramos, hay de todo. Es cierto que Hénaff profundiza más en esta primera novela en unos más que en otros, pero también son más protagonistas y tienen más peso en la historia.

   Quiero dejar claro que NO es una novela de humor. Es cierto que la ironía y alguna sonrisa acompañarán al lector en este recorrido por París, pero las investigaciones son de esas que parecen reales: volver a hablar con testigos, revolver papeles, estudiar informes y poco a poco llegar a la solución final. Me ha parecido muy realista, es cierto que no hay bombas sorpresa cada dos por tres, pero tampoco esas casualidades que a veces enfadan un poco al lector. Aquí llegamos poco a poco y a la vez que los protagonistas de la historia, a descubrirlo todo. El ingenio está racionado en su justa medida, a mí me ha gustado, se utiliza en momentos adecuados y puntuales, incluso he llegado a carcajearme con una escena con cierta barredora (de esas que limpian en las ciudades) y eso es muy raro en mí.


   El final también me ha gustado, todo queda perfectamente resuelto y explicado y tienes la sensación de haber participado en la investigación junto con Capestan y su brigada, vas llegando, a medida que averiguas cosas, a las mismas conclusiones que los investigadores policiales y aunque no haya sobresaltos, sí hay sorpresas.


CONCLUSIÓN:

   "La brigada de Anne Capestan" de Sophie Hénaff me ha parecido una novela policíaca chispeante, con una mezcla perfecta y muy equilibrada  de humor, realismo y suspense y unos personajes con los que estoy deseando encontrarme de nuevo en una próxima entrega que, desde luego, leeré. Así es que si os apetece una novela policíaca diferente, entretenida y con una trama bien resuelta, no os perdáis esta brigada, porque creo que os sorprenderá y os gustará tanto como a mí.


   Lo que más me ha gustado: Por una vez, policías que han metido la pata o no son de fiar en un trabajo con tanta responsabilidad, nos los encontramos relegados, apartados, no como en la mayoría de las series policíacas que sigo, que por más traumatizado que esté el policía protagonista, sigue campando a sus anchas pistola en mano.

   Lo que menos me ha gustado: Algunas palabras las han traducido en plan culto. Tarasca (figura de serpiente monstruosa, con boca muy grande, que en algunos lugares se saca en la procesión del Corpus Cristi), imbricaran (enlazaran, relacionaran, conectaran) o exigencias gargantuescas ( exigencias enormes) no me parecen de uso corriente, ni acorde con el resto del lenguaje utilizado en el libro.


  

   Como curiosidad, os dejo la portada original francesa, cuyo título sería "Pollo a la parrilla". Sinceramente, todo un acierto el cambio de título y portada en España, porque estoy segura que con la portada y el título francés a mí ni se me hubiera ocurrido leer esta novela.
   



   

   
Valoración:        8/10

41 comentarios:

  1. A pesar de que te ha gustado a mi el género policial me llama poquísimo la atención. Soy más de thruiller sobre todo si este el psicológico.

    ResponderEliminar
  2. Se parece muchísimo a la saga de Departamento Q, de Jussi Adler-Oldsen. Me la apunta para leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio me recordó también, pero estos son más mediterraneos ;)

      Eliminar
  3. Por lo que nos cuentas, resulta una novela interesante. Besos.

    ResponderEliminar
  4. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  5. No tiene mala pinta, no me importaría leerlo que creo que me gustaría
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Martina no lo ha visto? Seguro que le gusta, jajajaj.
    Qué guay cuando te regalan un libro y encima gusta, ¡¡¡¿verdad??? Me gusta la temática, me gusta el toque irónico que comentas, no puedo más que llevármela a mi wishlist; quizá dentro de mil años consiga reencarnarme en lectora, solo lectora, sin trabajar ni estudiar, nada! Solo leer.
    BEsotes preciosa

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que me encanta el género y sobretodo que tenga ese toque de ironía, aunque no sea un libro de humor.
    Me lo llevo apuntado, muchas gracias por la recomendación!!

    ResponderEliminar
  8. Pues parece un cóctel la mar de curioso, no me importaría probarlo a ver qué tal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Tiene muy buena pinta. Me la apunto. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Amaya García5/4/16 11:05

    HOla, Inés:
    Al habla las traductoras. Gracias por tu reseña, coincidimos bastante contigo en la opinión que nos ha merecido el libro como lectoras.
    Como traductoras, los mayores retos fueron mantener la espontaneidad de los diálogos (con el registro propio de cada personaje), la jerga policial y... el título.
    Los "poulets" del título francés se refieren a los polis, maderos, etc. en lenguaje coloquial (no sólo en jerga policial); al final del libro, en una nota de la nota de agradecimientos (valga la reddundancia) explicamos cuál hubiera sido un buen equivalente en castellano a este juego de palabras (que en francés si tiene gancho). La editorial prefirió un título más comercial y válido para todos los países hispanohablantes donde se va a distribuir el libro (ya sabemos que el lenguaje coloquial y las jergas varían mucho de uno a otro y no todo vale para un mercado tan amplio).
    Hasta la próximas reseña... o hasta el próximo libro de Hénaff (hasta aquí puedo leer). Ah, y si pones el nombre del traductor en la ficha técnica del libro (aunque no hables de la traducción en la reseña), toda la profesión te lo agradecerá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, tienes toda la razón, la labor de traducción es ardua y merece ser reconocida. Así es que desde ahora los traductores de novelas extranjeras también formarán parte de mis fichas técnicas.
      En segundo lugar, cuando hablo de mis quejas en la traducción no me refiero ni al título, que ya comento que es mucho más apropiado para atraer al lector español, ni a la jerga policial, precisamente tengo una bloguera amiga que es policía de profesión y consulté con ella algunas cosillas en ese sentido y ahí lo habéis hecho a la perfección, adaptando la jerga policial francesa a la jerga policial española justo con las palabras adecuadas.
      Mis pequeños peros están detallados, palabras como imbricar o gargantuescas yo no las uso, pero bueno, igual es sólo cosa mía.
      Gracias por pasarte a comentar y aquí espero pacientemente la segunda novela de la serie de Capestan, que me ha encantado.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Amaya García6/4/16 0:04

      ¡Muchísimas gracias por la mención, Inés! Es una pequeña/gran batalla que tenemos los traductores editoriales, que se mencione nuestro nombre, al margen de que la traducción forme parte de la reseña o no, sea buena o mala... Porque, según la LPI, somos autores, no de la obra, claro, pero sí de la traducción; y no sólo el trabajo de autor merece un reconocimiento, sino que el lector merece saber quién ha escrito en ese idioma el texto que lee. Es un derecho para ambas partes.
      En lo referente al título, te lo cuento porque, entre nosotras, es una pequeña espina que tenemos clavada. Pero primó el criterio comercial de la editorial (que, al fin y al cabo, tampoco va en detrimento nuestro, si se venden más ejemplares, un mínimo porcentaje de los derechos de portada es para el traductor) sobre el literario. No se puede tener todo. Ah, y porque la traducción literal que mencionas de la expresión "poulets grillés", en efecto, no refleja nada el contenido del libro ni resulta nada atractivo. Hacía falta una adaptación, conservar el espíritu, pero no la forma...
      Tus "objeciones" a la traducción: pues por supuesto que habrás encontrado palabras que no te han parecido apropiadas, faltaría más. Es tu derecho de lectora, y bien que te agradecemos el comentario, no creas que cae en saco roto. Por supuesto, no vamos a hacer aquí un análisis de literatura comparada. A lo mejor, frente a frente delante de un café, nosotras te explicábamos, con el original delante, por qué optamos por "tarasca" y no por "fiera" por ejeamplo, tú nos explcabas por qué te chirría, y a lo mejor tú nos convenciás a nosotras o viceversa. Pero en ningún caso nos va a sentar mal. Al fin y al cabo, una traducción no deja de ser, en primer término, una lectura de una persona con su sensibilidad, su cultura, sus referencias, etc. que difieren de las de cualquier otra persona. Y por muchos "filtros" de objetividad y fidelidad que ponga el traductor al reescribir el texto en su idioma, no puede evitar ser la persona que es. Ni tú puedes dejar de ser la persona que eras, con tus preferencias o aversiones por tal o cual palabra.
      Fíjate que según lo leíamos, estábamos comentando "en cambio, el estilo le ha parecido ágil y los diálogos graciosos. ¡Ahí hemos acertado! Y la jerga policial (que nos costó mucho, la consultamos con policías y con una colega especializada en novela negra) no la menciona. ¡Eso quiere decir que no le ha chirriado, qué bien!". Y ahora me dices que a tu amiga policía le parece bien, ¡pues nos das una alegría!.
      Muchas veces, en las reseñas, valoramos más lo que no se dice que lo que sí se dice. Hace unos meses tradujimos un libro basado en la vida del matemático Gödel. Mencionaba muchos conceptos y teorías que nosotras no dominábomos y nos documentamos para usar la terminología en castellano, nos asesoramos con matemáticos, físicos... de nuestro entorno. Cuando se publicó el libro, salieron varias reseñas en blogs dedicados a las matemáticas; comentaban distintos aspectos del libro, pero ninguno mencionaba esas partes "especializadas" que tanto nos habían costado, ni para bien ni para mal. Ese silencio, para nosotras, significaba que habíamos sabido insertarlos con naturalidad, que habíamos usado los términos correctos en el lugar correcto, de modo que a ningún especialista, acostumbrado a manejarlos en distintos contextos, le había llamado la atención. Fue una gran satisfacción.
      El siguiente libro sale ya en Francia, y hay muchas posibilidades de que también en España.
      Hasta entonces, un beso y gracias por la estupenda reseña.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Amaya García6/4/16 0:48

      Se me olvidaba: la escena que mencionas de la barredora (no digo más para no destriparla) a nosotras también nos encantó. Es una parodia estupenda de las típicas persecuciones de coches que no faltan en ninguna "película de acción" digna de tal nombre. Llorábamos de risa literalmente al reescribrila en castellano. Me alegro de que nos haya quedado igual de divertida que en francés.

      Eliminar
    5. Robert Mompart-Endecott11/4/16 17:35

      Estoy a punto de terminarlo y me ha parecido un libro encantador y muy muy entretenido. El trabajo de las traductoras lo considero excelente, especialmente si lo comparo con algún otro libro que ha caído en mis manos últimamente. Lo que me parece horrible es esa cubierta, esa foto... prefiero mil veces la de la versión francesa.

      Eliminar
  11. Buenos días, Inés. A mí me gusta más la versión francesa y el título. Es una novela que está buscando Martina, le apetece mucho leerla y me da la tabarra, pero de momento no la hemos encontrado en Lleida. Habrá que encargarla.
    Gracias por tu reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No me sonaba de nada esta novela pero lo que cuentas me resulta muy atrayente. Además, esa ironía con la que dices que está contada puede hacer la lectura mucho más interesante. Me la apunto sin duda.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  13. No conocía de nada el libro, pero tiene muy buena pinta y le gusta lo que has contado de él, así que me lo apunto.
    Y a mí también me gusta más la portada que le han puesto que la original.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Oye, pues no será de humor pero el planteamiento parece divertido y se nota que te lo has pasado bien leyéndola. Me quedo con todo ese elenco de personajes excéntricos y algo desgraciados que quedan bajo el mando de la prota, ¡prometen! Además es una edición de Alfaguara, una editorial que a menudo me encandila porque tiene títulos diferentes y con ese puntito de humor y de "rareza" que tanto me gustan. Bss

    ResponderEliminar
  15. Me gustan las novelas negra sobre crímenes sin resolver y ese toque de humor irónico que señalas. No conocía esta novela pero ya está más que apuntada que encima la literatura francesa me suele gustar.
    Efectivamente, mejor la portada y el título en castellano

    ResponderEliminar
  16. Pues me la anoto pero no será de inminente lectura porque estoy cargadita y porque me quedo con alguna duda de si será para mi. Me parece origina, eso sí.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. POr ahora no me llama lo suficiente para leerla a pesar de tu buena opinión
    Besos

    ResponderEliminar
  18. No me llama mucho pero si se cruza en mi camino, no descarto leerla.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Me gusta mucho este tipo de novela y sobre todo cuando hay un crimen sin resolver. No descarto en leerla muy pronto. Besos

    ResponderEliminar
  20. Vaya cuadrilla! Me parece original! La noto para más adelante!
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Hola Inés!! Lo primero es que me he alegrado muchísimo ver que acerté con el libro y que te ha gustado. Para mí ha sido todo un placer regalártelo y más todavía sabiendo que lo has disfrutado tanto.
    Una reseña magnífica. Cada semana me gustan más y mira que me gustan todas.
    Te doy la razón en el cambio de título y portada, porque eso de "Pollo a la parrilla", suena más a libro de recetas que a policiaca jeje.
    Y Por supuesto que intentaré conocer a esta brigada, ya que estoy cogiéndole el gustillo a las novelas de crímenes. Besos

    ResponderEliminar
  22. Jussi Adler-Olssen en français, n'est pas? Suena interesante, así que me lo apunto.
    besos

    ResponderEliminar
  23. A mí también me parece un planteamiento divertido aunque no sea de humor y lo suficientemente interesante como para no descartarlo. Curioso el título original.

    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Me gusta este tipo de novelas y ésta no la conocía, así que apuntada me la llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  25. Gracias a tu magnifica reseña, me situo en el libro totalmente, aunque no es mi genero preferido, no me importaría leerlo y mas tras leer que esperas la próxima, es porque ciertamente merece la pena.

    ResponderEliminar
  26. Creo que no me importaría leerlo. Es un género con el que suelo disfrutar. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta lo que cuentas. UNa brigada superorignal. Sólo le faltan los políticos que son las mayores metedores de pata del mundo mundial y siempre se libran, jajaja Me la apunto. A ver si la veo en una visita a la librería :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  28. Pues no sé qué decirte, Inés. La verdad es que no me disgusta lo que cuentas, pero tampoco me vuelve loca. Es más, si esta reseña fuera de otra persona de quien me fiara menos de su criterio ni me lo plantearía, pero viniendo de ti la dejo en cuarentena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Nenaaaa que ya a llegado a Lleida. Ainssss estoy loca por leerla. Esta tarde nos han avisado de la librerías. Estupenda reseña.
    Muackkkk

    ResponderEliminar
  30. La visto en algún blog y me ha llamado la atención, así que la tengo apuntada. Besinos.

    ResponderEliminar
  31. Hola, no es un libro que me atrae demasiado, he decidido darme un tiempo con este tipo de géneros
    :) Te sigo

    ResponderEliminar
  32. No la conocía Inés, me has requetepicado con ella, el sábado toca visita a la librería a por material para el peque de la casa. La buscaré y me la traigo sin duda.
    Se agradece muchísimo encontrar títulos nuevos.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Uffff, a mí es que las novelas policíacas me cuestan mucho... De momento lo dejaré pasar..
    Muchas gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  34. Pues no se que decirte... Creo que al final no lo leeré, hay otros del género pendientes que me llaman más, pero bueno, veremos
    Besos

    ResponderEliminar
  35. La acabo de leer y coincido con tu reseña, que por cierto, me ha parecido muy acertada.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y ya sabéis, esto sólo es mi opinión como lectora.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...