jueves, 15 de octubre de 2020

EL CRIMEN DE LOS GALINDOS. Toda la verdad - Juan Mateo Fernández de Córdova

 


      El 22 de julio de 1975, en el Cortijo de Los Galindos, murieron asesinadas 5 personas. Yo era una niña pero el recuerdo que tengo es aterrador. La televisión y los periódicos de la época inundaban nuestros días de imágenes sobrecogedoras. En mi casa no se hablaba de otra cosa, mis vecinas en corrillos, mis profesores en el patio y nosotros, los niños que aunque entendías poco lo que que había pasado, nos asustaba que eso tan horrible y sin explicación, según decían los adultos, nos pudiera pasar a nosotros y nuestras familias. Entre mi afición al true crime y el impacto imborrable que me causó el suceso en su momento, en cuanto vi "El crimen de Los Galindos. Toda la verdad" de Juan Mateo Fernández de Córdova me embarqué en su lectura y hoy os traigo mis impresiones finales sobre este libro.


OPINIÓN PERSONAL

   En un caluroso 22 de julio de 1975 en el Cortijo de Los Galindos, situado en Paradas, un pueblo de la campiña sevillana se cometió un terrible crimen en el que murieron cinco personas. Aquello supuso una verdadera conmoción para la España de la época. A pesar de decenas de años de investigación, el crimen jamás fue resuelto, dando pábulo a novelas, películas y a teorías disparatadas, donde casi siempre se acusaba a uno de los asesinados. Debido a la desastrosa investigación, hace ya más de 20 años que los crímenes prescribieron. El asesino y sus cómplices esquivaron para siempre la acción de la justicia.

   Juan Mateo Fernández de Córdova, autor de este libro, es el hijo de los ya fallecidos marqueses de Grañina, propietarios del cortijo. Conocía a los asesinados y desde el primer día le atosigaron preguntas sin respuestas, esas que comenzó a resolver después de tener inesperadamente conocimiento por su madre de un suceso que esta vivió en aquellos días en la misma finca. Lo relatado le incentivó a investigar sin descanso hasta encajar todas las piezas de ese incomprensible rompecabezas. Ahora cuenta en este libro cómo sucedió todo, demostrando inequívocamente la inocencia de todos los asesinados, el móvil de la barbarie, y que no cesará hasta, por fin, desenmascarar las caras de los culpables. Esos que ya se creían a salvo de ser descubiertos erraron, pues aquí se desvelan todas las incógnitas, en una valiente y apasionante narración que traslada al lector a aquel fatídico día y al lugar de los hechos, para finalmente conseguir descifrar del crimen de Los Galindos, toda la verdad.

   Siempre comienzo mis reseñas hablando del estilo narrativo y la prosa del libro que he leído y siento tener que decir que al libro le falta una corrección exhaustiva. Hay un abuso de comas y un uso incorrecto, en ocasiones, de otros signos de puntuación. También me ha parecido que repite informaciones o deducciones en varias ocasiones de manera innecesaria. Lo dicho, un corrector de estilo hubiera dejado este interesantísimo libro mucho más pulido y cómodo para el lector.

   Dicho esto, solo puedo decir que la lectura de este libro me ha resultado apasionante. Unos crímenes atroces, una investigación policial chapucera en extremo desde el inicio y unos hechos que aún hoy en día siguen sin tener culpables demostrados. El autor da un repaso al lugar, las personas relacionadas con toda la situación acaecida y la investigación realizada. Su investigación de años nos va mostrando lo que fue averiguando a lo largo del tiempo, detalles nimios en ocasiones que de haberse sabido en su momento lo hubieran cambiado todo. Da una solución, un motivo y unos culpables totalmente plausibles y aunque desde luego, hay que tener en cuenta que todo lo que hay en el libro no tiene ninguna validez oficial, resulta de lo más veraz.

   Me ha gustado como se nota durante toda la lectura, la intención del autor de redimir a las víctimas que debido a esa nefasta investigación policial quedaron culpabilizadas y muy dañadas las familias, incluso llegaron a enemistarse unas con otras a causa de las malas deducciones hechas desde el principio. También hace un repaso de su propia familia sin pelos en la lengua, como eran sus padres y como les afectó el crimen a ellos, desde luego, esa familia tampoco volvió a ser la misma después de el crimen de Los Galindos.

   Me ha resultado muy interesante como a lo largo de las páginas, el autor también nos presenta como era la Andalucía de la época, el funcionamiento de un cortijo y las cooperativas agrícolas que proliferaban en aquel entonces. Por otro lado, creo que también aprovecha la novela para ajustar cuentas en rencillas familiares que no vienen al caso y aunque no me ha molestado para la lectura esto me parece totalmente suprimible en el contexto de la historia y en conjunto hace que se presente un poso de duda sobre la credibilidad de lo leído.

   La novela también está llena de fotos de lugares y personas relevantes pero simplemente entrando en google se accede a un montón de imágenes que, a pesar de ser en blanco y negro, ponen los pelos de punta.

CONCLUSIÓN

   En "El crimen de Los Galindos. Toda la verdad"Juan Mateo Fernández de Córdova nos presenta una hipótesis bastante interesante y verosímil sobre estos asesinatos brutales ocurridos en 1975 y que aún hoy en día siguen sin tener culpable. Una lectura entretenida y que ha removido recuerdos de mi infancia.  

Valoración:

16 comentarios:

  1. Hola, Inés:
    ya sabes que me llamaba mucho la atención este libro porque gusto como tú de los true crime pero después de leerte creo que lo voy a dejar pasar, ahora mismo tengo otros en casa que me apetecen más, aunque no descarto leerlo en un futuro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Coincidimos completamente en las conclusiones y no sabes cuánto me alegro. En lo de la corrección también. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Inés, hace años leí Los Invitados de Alfonso Grosso, que trataba el tema de los Galindos, me pareció interesante y verosímil y despertó mi curiosidad por el asunto. La novela que traes hoy no se si seguirá la misma línea u otra distinta, la verdad es que me llama la atención y ya la he visto en varios blogs que comentaban lo mismo sobre la necesidad de correcciones. Apuntado lo tengo para cuando me anime y es de esperar que en futuras ediciones se subsanen los errores. Besinos.

    ResponderEliminar
  4. Ayyy esa falta de corrección de estilo que tienen algunas novelas, no saben el daño que hacen cuando se cruza esa delicada línea y el daño que pueden hacer a la novela. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo era más bien adolescente cuando tuvo lugar el crimen, pero no recuerdo que en mi ambiente se hablara demasiado de él. No creo que me anime con este libro. El que las conclusiones no dejen de estar en el ámbito de lo imaginado, por muy plausible que sea, prefiero dejarlo para la novela, nunca para la vida real.
    Lo que más me puede atraer es esa situación de Andalucía en aquellos años y la organización de los cortijos, pero con todo lo que tengo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Inés, pues la verdad es que yo era bastante pequeña en esa época y no me suena de nada este crimen. Fíjate me suena más el de los Marqueses de Urquijo, que por lo que he comprobado en la wikipedia, fue cinco años después.
    En cualquier caso no me llama mucho la atención este libro, y si encima dices que tiene muchos errores de correción, pues entonces ni me lo pienso.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Este caso lo he visto alguna vez en Cuarto Milenio. Soy muy fan de estas cosas de pueblos y misterios alrededor de crímenes rurales. Una pena que el libro como tal sea un poco regulero. Se ve mucho últimamente, que falta corrección y no es que los libros ahora sean más baratos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Inés. Yo también me acuerdo de todos que hablaban de lo mismo, yo si lo leeré un poco más adelante. Besos!!

    ResponderEliminar
  9. La falta de corrección es lo que me echa para atrás, que el tema me atrae mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué pena lo del corrector de estilo! Algunas publicaciones buenísimas quedan empañadas por esto.
    Sobre el caso en cuestión, yo lo recuerdo por encima nada más. Me parece mentira que a día de hoy aún no se sepa nada. Da qué pensar el asunto...
    Un abrazo y gracias por tu interesantísima reseña!!

    ResponderEliminar
  11. Yo era muy pequeña y no guardo recuerdo del crimen aunque, por supuesto, lo he oído nombrar.
    Por ello y por lo que cuentas, no es una lectura que me resulte apasionante así que la dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Ay las correcciones o la ausencia de, amargan más de una lectura, al menos a mí.
    Yo este crímenes los he conocido después porque era muy pequeña cuando sucedieron, y aunque este es un género con el que no suelo animarme, lo cierto es que el libro es muy apetecible.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me llama el género del libro, per tampoco te noto muy entusiasmada con el, así que me quedo en duda
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues ya sabes que soy una apasionada también de este tipo de libros, así que me voy a hacer con él en cuanto pueda. Quedo avisada sobre la edición y la falta de corrección, que me suele estorbar mucho cuando leo un libro y me descentra, pero sé que voy a disfrutar mucho de la lectura y me va a compensar, que además por lo que te leo no se corta en dar nombres y apellidos en relación a los culpables. Lo dicho, súper interesante.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  15. A pesar de tu reseña creo que con este no me voy a animar, aunque algo de curiosidad sí que me has despertado. Un besote, Inés.

    ResponderEliminar
  16. Sabía que después de leer a Yolanda te habías lanzado a por él. Me despiertas el interés, pero ese tema de la corrección me frena un poquito a la hora de decantarme por él. Lo sopesaré.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y ya sabéis, esto sólo es mi opinión como lectora.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...